Aviso a navegantes… e ingenuos.

Aviso a navegantes… ahora que se acercan las elecciones:

España NO iba bien con el Partido Popular y, aunque algo hemos mejorado, esencialmente sigue sin ir bien con el Partido Socialista.

Para muestra, un botón: El PP mete la pata hace cinco años, pero el PSOE no la saca en toda su legislatura.

Lean, lean este post…

Han pasado cinco años desde que se perpetrara uno de los ataques más escandalosos a los derechos fundamentales, como la libertad de opinión, expresión y comunicación, con la orden de cierre cautelar del diario Egunkaria y el inicio de un procedimiento penal contra sus promotores. Ya sabemos las consecuencias definitivas que conlleva el eufemístico término “cautelar”: trabajadores a la calle, ataque gravísimo a los derechos fundamentales citados y hundimiento de un proyecto vital para la salud del euskara, al retirar de la circulación el único periódico diario escrito en esta lengua, gracias al esfuerzo benemérito de sus promotores y el sacrificio económico de gentes de toda condición, motivadas por su amor a una lengua cuya supervivencia ha venido siendo un milagro a lo largo de los siglos.

El procedimiento penal contra los impulsores del proyecto nos dejó estupefactos, especialmente a quienes habíamos conocido muy de cerca a algunos de ellos, como era el caso, entre otros, del propio presidente de Egunkaria Martin Ugalde, compañero entrañable en lides políticas, humanista y demócrata ejemplar donde los haya, y persona cuya trayectoria vital en la lucha por las libertades y los derechos humanos en su país y en el exilio eran bien conocidos, por lo visto, para cualquiera, menos para el juez de la Audiencia Nacional que adoptó la medida. Hubo de morir Martin Ugalde para que le devolvieran su dignidad, pero siguen pendientes de juicio sus compañeros de fatigas en la casi heroica tarea de sacar adelante el diario, metidos todos en el mismo saco de la sospecha y la indignidad, pese a la gran notoriedad de casi todos ellos por su exclusiva y brillante trayectoria en la defensa y el cultivo del euskara.

Como en otros casos, esta acometida indiscriminada contra los promotores y trabajadores de un diario pareció responder en su día al vendaval antidemocrático y las obsesiones del Gobierno de turno y de los sectores más reaccionarios de la judicatura. Esperábamos que en una nueva etapa de talantes y visiones progresistas en la interpretación del derecho, en su aplicación garantista y, muy en especial, en su respeto al principio básico de la presunción de inocencia, habría terminado este desgraciado asunto con el sobreseimiento del caso y su archivo definitivo. No parece que vaya a suceder tal cosa, a pesar de que no exista en este caso acusación pública (el fiscal solicita el sobreseimiento) sino simplemente la persistencia de una exclusiva acusación popular, cuyas peculiares características prefiero no calificar.

Lo cierto es que determinados informes policiales, elevados en su día a la categoría de pruebas periciales e incriminatorias, cuyo principal argumento consistiría en el aparente interés y los afanes de ETA por ejercer su influencia en el diario, están convirtiendo el caso Egunkaria en uno de los episodios más negros de una etapa de alarmante involución democrática. El cierre de un periódico es algo muy grave. Aun suponiendo, a efectos meramente dialécticos, que los afanes de ETA hubieran podido tener algún eco personal concreto en el entorno de Egunkaria (¡qué medio de comunicación no es pieza codiciada para cualquier grupo político o social…!), basarse en esos presuntos intentos para lanzar una acometida indiscriminada e irreparable contra un periódico cuyo objetivo fundamental es mejorar la salud de una lengua milenaria en trance difícil; desdeñar la grave conculcación de la libertad de expresión, opinión y comunicación que implica el cierre de un periódico; ignorar la situación de trabajadores ajenos a las obsesiones políticas que envuelven ese cierre, y arremeter indiscriminadamente en un proceso penal contra los impulsores de un proyecto que sólo ha significado para ellos sacrificio personal en defensa de la cultura y la lengua, constituye un escándalo impropio de una sociedad democrática.
Esperemos que, por fin, alguien sea capaz de hacer que en este desgraciado caso acabe imperando el buen sentido.

Carlos Garaikoetxea es ex presidente del Gobierno vasco

3 pensamientos en “Aviso a navegantes… e ingenuos.

  1. Uff cómo se agradece todo ejemplo de sensibilidad hacia la tragedia padecida por los encausados de Egunkaria, Momo.
    Efectivamente, ayer se cumplieron 5 años de aquella nefasta mañana. Algo se nos rompió por dentro viendo que cerraban ese periódico tan querido, que tanto había costado levantar, y se llevaban a sus creadores y directivos. Algo, además, que tenía un sabor amargo a miedo propio. Todos sentimos en nuestra propia piel aquel poema que terminaba “y ahora vienen a por mí, pero es demasiado tarde”. Porque hay una cosa que me gustaría matizar del artículo de Carlos Garaikoetxea. Dice “aun suponiendo, a efectos meramente dialécticos, que los afanes de ETA hubieran sido…”. No, no y no. No puede haber lugar al equívoco, “es que entonces, a lo mejor…. No hay ningun asomo de parecido ni medianamente remoto entre la actividad de estas personas en el periódico y ETA. No hay vínculo de ninguna clase, ni pertenencia, ni contaminación, ni colaboración, ni parecido en los medios o en los fines. Nada de nada. Sólo hay periodismo, cultura y promoción de nuestra lengua. La tesis de la Audiencia Nacional es tan jodidamente perversa como que “dado que la promoción del euskara es uno de los objetivos de ETA, y Ud. está haciendo exactamente eso, Ud. es de ETA”. ¿Sabes que uno de los detenidos en la operación, hoy imputado sin acusación del fiscal y solo con la de la AVT y Dignidad y Justicia, escuchó de un juez de la Audiencia Nacional que “Ud. no lo sabe, pero Ud. es de ETA”. Y con eso una petición total de 280 años de prisión para los 12 encausados. Pero en fin, ahí está la gran verdad, es mucho más peligrosa la actividad cultural de esta gente que la terrorista de ETA. Esa es la gran verdad. Contra ETA pueden vivir tranquilamente, los peligrosos son éstos que se dedican a la cultura y a la información, porque son los que hacen país. Y al final, acabarán viniendo a por mí Momo, y a por ti, y a por quien esté leyendo esto, aunque crea poder estar tranquilo en casa, no importa la excusa, no importa ni que tú mismo sepas si has cometido algún delito o no, lo que estás haciendo, sea lo que sea, es terrorismo, y vendrán a por ti.
    ¿Cuál es la situación hoy? Hay un nuevo periódico que sustituye al Egunkaria, llamado “Berria” (que significa tanto nuevo como noticia, como new o news en inglés). Es incluso mejor que Egunkaria en cuanto a diseño, servicios, secciones jejeje. Pero no hay lugar para la risa, porque lo cerrarán en cuanto convenga. Y la situación hoy es que continúa el proceso para los 12 encausados, y que eso nos abre las carnes. Esas 12 personas no han hecho otra cosa en su vida más que ESCRIBIR, y llamarles terroristas es tan indigno que, con la mano en el corazón te lo digo Momo, no podría hacer otra cosa más que escupir en la cara a la persona que sostuviera semejante barbaridad ante mí, aunque fuera el mismísimo juez del Olmo, porque la rabia y el miedo que sentimos aquel día que la Guardia Civil entró a saco y cerró aquello que queríamos tanto no ha menguado un ápice, y de rabia y miedo aún me saltan las lágrimas. Qué injusto es.
    Gracias, Momo, una abraçada i un petó molt gran (creo)

  2. a los vascos y sobretodo a lso etarras les interesa que cambie el partido lo maximo posible para asi sacarle mas dinero a tonto de turno que se cree sus patrañas. los radicales, los fachas y los absolutistas deberian crearse sus propios paises dentro de su casa y no salir de ella. los que pretenden vivir en el pasado con estupideces son estupidos, siemrpe hay alguien que estaba antes. dejemosle el pais a los dinosaurios, los moros a quien estuviese antes… cualquier excusa es buena para demostrar alos demas que son unos amargados de la vida y pretendersela amargar tambien a los demas

  3. Hola, Esteban
    Celebro que haya esa nueva publicación: Egunkaria. Como catalán sé lo que es valorar la propia lengua, más cuando ha sido acosada, maltratada y prohibida durante tanto tiempo. Pero la libertad de expresión me parece un bien todavía más importante. No puedo darle mi voto a ningún gobierno que se pase por el forro un derecho tan inalienable. De ahí mi corta y pega del texto de Garaikoetxea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s