Solo 24 Horas #96.2 Marrakech

Hoy tenemos un podcast muy completo, con cantidad de temas. Como saben es nuestro segundo podcast de una serie de cuatro, contando nuestro viaje y nuestras impresiones sobre Marrakech y alrededores.

En este segundo podcast (segundo día de estancia) viajamos al Valle de Ourika, cerca de los más altos picos de la cordillera del Atlas. Fuimos con una pareja de alemanes y un guía marroquí. No hubo problemas de idioma, a pesar de la diversidad y lo pasamos muy bien.

Antes de eso os explicamos nuestro desayuno en el hotel y nuestro segundo desayuno en una casa bereber del Valle de Ourika. Hablamos del río, del agua y de la tierra rojiza de los alrededores con la que los se construyen las casas y poblados berebers.

Hablamos también del ganado y los animales: ovejas (con cola), algunas vacas y, por supuesto, los omnipresentes burros.

Hablamos también del fruto del argal, del que se obtiene un exquisito aceite y muchos productos cosméticos.

Y además de todo esto dedicamos un amplio apartado de nuestro podcast a hablar sobre la indumentaria de la gente de Marruecos, con especial atención a las mujeres.

Para ilustrar todo esto hemos subido fotos a flickr igual que hicimos en el número anterior. Además están las fotos de los Jardines de Majorelle porque Nena dedicó también un 5 minutos a describir la sensación que le produjo la visita a este lugar tan especial.

Esperamos que los disfruten. Muy pronto volveremos con nuestro tercer episodio…

Descargar MP3 (38:45 min. 9.14 MB)

11 pensamientos en “Solo 24 Horas #96.2 Marrakech

  1. Que interesante lo que contaron. Quedé intrigadísimo con el tema de las mujeres. Me da pena que vivan así; por más que sea un asunto cultural no sé si en lo más íntimo estarán conformes con esa forma de vivir.

    ¿Se puede hablar con ellas? ¿Aunque sea otra mujer puede hacerlo? Sería bueno saber qué cuentan. Cuánto saben de la forma de vida occidental. ¿Lo intentaste Nena?

    Y que se sabe de la ropa. ¿Vieron algo parecido a lo que aquí llamamos lencerías?, o sea negocios de venta de ropa femenina. ¿Cómo será su ropa íntima? Escuché que en una de esas terrazas que visitaron había ropa colgada. ¿Vieron algo que diera una pista?

    ¿Se ven parejas de novios? ¿Mujeres embarazadas?

    Hay tantas cosas que yo preguntaría, o trataría de investigar si fuera, que seguramente terminaría preso. Es que amo profundamente a las mujeres, quiero saber todo de ellas, no importa de dónde sean.

    Bueno, me encantó lo que contaron. Gracias. Saludos

  2. Jorge, no hablamos con mujeres casi nunca, solo en alguna crepería estuvimos observándolas de cerca y una noche, cenando hablamos con una marroquí que vivía en España. El idoma no hubiera sido problema, pues aunque hablan árabe, también hablan francés. Y eso ayuda bastante.

    Juraría que la indumentaria tiene que ver mucho con costumbres familiares. Y por lo que vimos las jóvenes se comportan muy como aquí, en cambio dicen que las mujeres casadas no se relacionan demasiado con hombres que no sean de la familia.

    El resto de respuestas que podamos darte las dejaré para Nena, de momento, pero te anticipo que todo es bastante normal, al menos a nivel de calle y establecimientos públicos.
    Y te diré una cosa más… en general tienen un aspecto bastante alegre y feliz.

  3. Hola Yonera!!

    No creo que las mujeres de Marruecos piensen en si es justo o no, vivir como viven (una vez casadas) creo que piensan que es lo que “toca”, estar en la casa cocinas, tener hijos, etc.

    Tal como dice Momo solo hablamos con una mujer marroquí, pero que vive en España, pero respecto a tu pregunta de si saben la forma de vida occidental, pues seguramente lo verán por televisión.

    Vimos alguna tienda de lencería y me pareció muy “sexy” a su manera, colores vivos, rojos, negros, amarillos, todo con mucho encaje, pero creo que se lo pondrán cuando están solteras.
    Ahí no es común que tengan ducha en casa y van a ponerse guapas a los Hamman, allí las mujeres encuentran a sus amistades, y según me dijo Momo, también a alguna posible Suegra, que será la que verá como es de guapa la posible novia de su hijo.
    En fin, vimos parejitas en una terraza de un bar, vimos a unos recién casados desayunando en nuestro hotel, enamorados, muy enamorados… seguramente habrían pasado una noche de locura 
    Mujeres embarazadas no vimos, pero aquí en España tampoco vemos, llevan unos vestidos amplios y se disimula muy bien.

    Gracias por escuchar.

    Besitos
    Nena

  4. Hola Nena. Ahí iba con lo de la intimidad. Me gustaría estar espiando cerca de una de esas camas. No por fizgón sino para interpretar la realidad de esas mujeres. Para sentir qué tanto gozan y escuchar que le dicen al turco durante esos instantes en que una se suelta y entrega por completo. Saber hasta dónde son capaces y libres de expresar lo que les pasa a sus novios o esposos. Es abordando lo más íntimo que se llega a conocer el alma de una persona, sobre todo de las mujeres.

    Tal vez me equivoco, y como dice Momo, no se las ve tan tristes por su situación, pero creo que sí, en cierto modo no deben estar muy conformes. El hecho de pensar que les organizan una vida y una familia sin demasiada consulta no debe ser nada lindo.

    Mi sueño sería que pudiera hacerse una mesa redonda con gente de distintos países y culturas en la que todos puedan hablar con absoluta sinceridad y libertad sobre lo que sienten, como uno lo haría con un analista, y entonces ver qué cosas aceptan y cuales no de su forma de vivir.

    Claro que muchos de nosotros, vemos las cosas con ojos occidentales y creemos que ellos viven mal cuando quizás no sea así, aunque estoy convencido que preferirían vivir como nosotros, aunque sin toda la mierda que nos envuelve y a ellos no les afecta porque sus actitudes son distintas (como eso de aceptar un trato sin papeles).

    Pero quizás, aunque por cuestiones culturales que llevan milenios acepten su forma de vivir, no tienen con qué comparar y por eso “se conforman”; pero si fueran libres para conocer otras formas de vida y de cambiar la que tienen no sé si no lo harían, de poder hacerlo, claro.

    ¿Quė pasaría por ejemplo si se descubriera otro planeta donde millones de seres viven bien, sin hambre ni pobreza, con igualdad, con paz, con progreso tecnológico y, con un sistema social, político y económico muy superior al que podríamos conseguir con una buena combinación de socialismo y democracia?

    ¿Nosotros los occidentales nos cerraríamos a decir: no, así estamos bien, no queremos ser como ellos?, o aprovecharíamos que podemos comparar con algo “mejor” y decidiríamos cambiarnos, para evolucionar.

    De la misma forma, si estas mujeres pudieran ver con total libertad nuestra forma occidental de vivir, en el sentido de la libertad individual que aún conservamos, quizás aceptaran cambiarse a nuestro sistema.

    Pero claro, un tonto soñador utópico como yo sólo puede hacer eso, soñar; difícilmente cambie un sistema que lleva tantos siglos solamente porque lo desee. Pero no sabés cómo me gustaría charlar libremente con una de esas mujeres y que me cuente todo lo que tiene dentro de su corazón, sus pensamientos, sus sueños, sus penas, sus proyectos, sus fantasías, sus gozos y dolores.

    Bueno. Gracias por leer mis tonterías de idealista soñador.

    Turco: dícese en Argentina de todo aquél originario o descendiente de medio oriente y cercanías.

  5. Jorge, hola de nuevo…

    Antes que se me olvide, no sé si escuchaste este Solo 24 Horas que grabamos Fran J. y yo hablando con una mujer marroquí. Creo que te interesará si no lo escuchaste… Hay que leer entre líneas, pero algo se aprende.

    Te diré que por lo que he averiguado, en Marruecos, las chicas jóvenes tienen una buena ‘guerra’ con sus mayores para tratar de conseguir mayor independencia, en cuanto a horario nocturno e indumentaria… O sea, como cualquier adolescente occidental, pero con muchas más dificultades dependiendo de la familia de cada cual.

    Dicen que Marruecos es una monarquía parlamentaria, pero es inexacto, la monarquía tiene mucho poder, es muy poco democrática y no acaba de sacar al país del atolladero económico y cultural en el que se encuentra.

    Como país islámico es bastante ‘liberal’, tal vez incluso más que Turquía (a pesar de Ataturk y su estado laico), pero la verdad es que los países musulmanes tienen un handicap difícil de superar. En ellos el Estado tiene un peso relativo, más bien escaso, la ley está en el Corán, los jueces suelen ser hombres de religión y no hay división de poderes.

    O sea, que todo ‘depende’ esencialmente de la interpretación del Corán y tal vaz más de la tradición.
    Eso tarda años en cambiarse, pero si el estado cambia y se deshace de la religión, al final cambiarán las costumbres. Si no… entonces será más difícil.

    No sé en Argentina, pero España fue un país muy cerrado y anticuado con respecto a Europa y Norteamérica, hasta hace apenas 30 años.
    Hace 50, las mujeres viudas vestían luto riguroso siempre, para ir a misa se llevaba la cabeza cubierta, de hecho llevar pañuelo a la cabeza era una costumbre muy arraigada enre las mujeres. Las bodas organizadas por las familias entre primos (para no dividir patrimonios, o mejor juntarlos) estaban a la orden del día. Las mujeres no iban a los bares ni a los cafés, a según que edades no salían solas a la calle. El rapto (para poder casarse jóvenes de distinta clase social y cosas así) era algo medio-normal. Se mataba por honor…
    Se hacía el amor a oscuras y a medio vestir. La gente no se bañaba desnuda sino por trozos…
    No sé cuántas más barbaridades podría decirte.
    Afortunadamente esas cosas prácticamente han desaparecido en nuestras tierras, pero todavía quedan secuelas.
    Ojalá que el mundo musulmán vea desaparecer también estos lastres sin tener que caer en el extremo opuesto: individualismo, falta de respeto, ostentación, consumismo y todo una serie de ismos que socavan nuestra civilización…

    Mi sueño (hoy día todos tenemos sueños, qué será) es que unos aprendamos de los otros y acabemos por construir algo mejor, conviviendo en paz y respetando la vida (en general) y las diferencias.

    En el fondo no es un asunto de las mujeres hacen esto o lo otro, sino de el mundo es libre y los seres humanos iguales y con las mismas oportunidades o no…

  6. Hola. Claro, finalmente de eso se trata. No creo que haya libertad plena para decir no me pongo este pañuelo ni me tapo la cara. Bueno sería que cada uno pudiera decidir libremente.

    Algunos defenderán la cultura y dirán que los de ahí son libres pero eligen quedarse así. Yo quisiera que me lo digan sin miedos ni condicionamientos; dudo que puedan.

    Lo llamativo es por qué esas madres que van a buscar una chica buena para su hijo no se rebelan y van cambiando, permitiendo así cambiar a sus hijas e hijos. Quizás lleve tiempo, como le llevó a la mujer occidental desde la revolución sexual hasta hoy, y termine por ocurrir. Ojalá, y cuanto antes mejor.

    Con respecto a Argentina, en los años 50 fue 10 veces mejor de lo que es Estados Unidos hoy, en todo sentido (de lo bueno de ellos claro). La gente era educada y moderna. A pesar de la influencia de la Iglesia católica no eran cerrados.

    Mucha gente de hoy no tiene idea de aquello y nos considera a los argentinos fanfarrones y presuntuosos, y leyendo este comentario pensarán que tienen razón, pero estoy muy orgulloso del pasado de nuestro país. Tengo motivos para estarlo. Sólo hay que preguntar a la gente de aquellos tiempos que aún vive qué saben de mi país.

    En Perú, en Cuba, en México, en toda América latina e incluso en Usa; ni hablar de España; supieron de nuestro esplendor. Más allá de los procesos políticos que finalmente nos llevaron a donde estamos hoy, Argentina fue un ejemplo admirado. Pero es otro tema y para tratar en otra ocasión.

  7. Jorge, al margen del tema mujeres, te diré que la gente se va de África en tropel. Los subsaharianos (así se suele llamar a los africanos negros) se va a Mauritania o a Marruecos y de allí tratan de huir en las famosas pateras con rumbo a las Canarias.
    Por el otro lado, el este, también cruzan el Mediterráneo con Rumbo a Almeria. Los marroquís y argelinos tal vez tengan algo más de facilidades para llegar… pero el caso es da la impresión que nadie quiere estar en el Magreb y menos en el África subsahariana.
    Eso no quiere decir que cuando se llega a Europa no se repitan esquemas… Velos, pañuelos, racismo tribal… pero es natural, la gente no puede cambiar de la noche al día.

    Aquí en España siempre se ha tenido buen concepto de los Argentinos. Hubo una época, al principio de la democracia (1975 aprox.) que vino gente bastante intelectual… mucho ‘lacaniano’ y todo eso. Dieron una imagen de ‘sabelotodo’, pero en general creo que demostraron que no eran ningunos farsantes.
    Esa impresión se ha disipado con los argentinos que llegaron más tarde, menos lacanianos, más sencillos, muy buena gente por lo que yo he comprobado…

    Por mi parte, no estoy muy puesto en historia de América, pero siempre pensé que antes de las dictaduras Argentina era una de las primeras potencias mundiales… no a nivel bélico, sino de riqueza y de cultura.

  8. Hola. Acabo de escuchar el reportaje a Jalima (creo que se escribe así) en el podcast. Es interesante. No es mucho lo que aporta respecto al tema que referíamos. Destaco que ella dice, por ejemplo, si no entendí mal, que la religión la llevan adelante las mujeres.

    Viéndolo desde la idea que tenemos en general los occidentales, el hecho que las mujeres estén tan tapadas es porque su religión así lo requiere, o sea que ellas mismas se encierran en eso, por decirlo de algún modo.

    Algo parecido pasa cuando dice que respetan a su esposo, que según nosotros, son quienes les exigen, en nombre de la religión, que se vistan así.

    En fin, habría que ver qué tan libre, psicológicamente hablando, de acuerdo a su cultura, se siente para expresarse. Tal vez ella interpreta como “normales” cosas que para nosotros son restricciones inadmisibles, y al irse a vivir a la “cultura occidental” durante mucho tiempo, pueda ir soltándose y darse cuenta que la cosa no es tan como creía.

    Hoy no estoy muy lúcido, espero que se entienda lo que quiero decir. Y que ningún turco se ofenda conmigo.

    Gracias

  9. Tendría que repasar ese podcast. Me llamó la atención sobre todo que se trataba de una mujer separada e independiente. Y que, por supuesto, trabaja.
    Poder trabajar y hacer una vida autónoma me parece de más valor, en cuanto a la libertad personal, que llevar una indumentaria determinada, como pueda ser el pañuelo de la cabeza.
    Como ya dije en alguna parte, el tema de la indumentaria es un reflejo, una consecuencia, de problemas mucho mayores y de mala resolución, como son el valor de la ley islámica como ley general, extensiva a toda la población, tanto creyentes como no-creyentes.
    La religión como cuarto poder, en realidad primero, es bastante incompatible con la libertad individual e incluso con la democracia.
    Los poderes del estado son legislativo, ejecutivo y judicial. Si el judicial pasa a manos del clero y este aplica los mandatos de una determinada religión… el sistema de separación de poderes se viene abajo y deja de ser operativo.
    Eso interfiere en todos los aspectos de la vida, desde la política hasta la indumentaria del ciudadano más humilde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s