Solo 24 Horas #141 Vacaciones en Roma

FdT

Regresamos después de una larga ausencia con un nuevo episodio de Solo 24 Horas, en el que les relatamos nuestras recientes Vacaciones en Roma.

El podcast nos ha salido un poco extenso (y seguro que nos hemos dejado cosas), pero al final hemos preferido no partirlo y entregarlo tal cual lo grabamos. Espero que sepan disculparnos.

Cuando proyectamos un viaje, solemos crear un blog donde recopilar información anticipadamente. Les dejo el enlace, ya que allí encontrarán información adicional sobre cosas que comentamos en el podcast, así como mapas y datos que pueden ser de interés si algún día no muy lejano deciden acercarse a Roma… cosa que les recomendamos con todo el entusiasmo de que somos capaces.

No olviden visitar en estas mismas páginas nuestros episodios 44 y 45 de Solo 24 Horas. Los grabamos hace tiempo con nuestro amigo Nico, pero siguen plenamente vigentes.

En la columna de la derecha de esta misma página, en el apartado de Flickr, iremos poniendo las mejores fotos de nuestro viaje. Aparecerán poco a poco, a medida que las vayamos subiendo.

Y nada más, les dejamos con nuestro audio. Esperamos que les divierta, les resulte un poquito útil y, sobre todo,  les anime a visitar esta maravillosa ciudad.


Descargar MP3

Solo 24 Horas #139 El castigo de Shiva

Mediodía en Londres.

Desde Picadilly, vamos andando hacia el hotel. Es nuestro último día de unas cortas pero intensas vacaciones… y casi no nos queda dinero. Tengo la Visa tan limpia como el bolsillo y mi compañero tampoco lleva dinero de ningún tipo. Son otros tiempos … Aquellos tiempos en que la juventud como nosotros normalmente no usaba tarjetas de crédito y en el Reino Unido aún existía una anacrónica Ley Seca que funcionaba por horas, sobre todo durante la jornada laboral y por las mañanas del domingo.
Entramos en un comercio hindú de comida rápida y nos preparan una especie de shawarma en pita. Las salsas se las pone cada uno a su gusto. Mi compañero, le llamábamos El Pérez, empieza a servirse salsas hasta que el camarero pone cara de pánico cuando le ve echar la segunda o tercera cucharada de algo sospechosamente rojo. Le hago señal de parar, pero ya es tarde.
Como no tenemos dinero para comprar otro, se lo come con cara de mártir. Cuando no puede más lo tira, pero se ha impuesto el hambre por encima del dolor y no ha dejado casi nada.
Más tarde, en el hotel, se va al lavabo y desde dentro con voz quebrada me dice que no puede ni mear, o que no se atreve, no me acuerdo. ¡Tanto le duele!… Por lo visto, el picante lo va quemando todo a su paso …
Le digo que beba mucha agua y al final la cosa queda en nada. Al día siguiente ya se encuentra mucho mejor.

Es una anécdota tonta … pero me gusta recordarla asociada a que años después, cuando le debía ir mal una editorial con nombre de construcción megalítica que montaron él y otros dos, El Pérez dejó de contestar a mis llamadas y, lo que es peor, de pagarme trabajos por valor de mil euros o más.

Es un pobre consuelo, lo sé … pero teníais que haberlo visto rojo como un pimiento y lloroso como una Magdalena, con toda aquella salsa picante calentándole las entrañas.
Para mí que Shiva le quiso castigar por adelantado … Se lo merecía! ;)


Descargar MP3

Solo 24 Horas #133 Patatas con bacalao

Hoy he hecho patatas con bacalao, un plato con sabor antiguo.
Decidme si no es verdad…
Es un plato de Cuaresma … el periodo que en el calendario cristiano precede a la Semana Santa y que se aprovechaba durante el franquismo y otras oscuras épocas anteriores para hacer ayuno y abstinencia.
De hecho la abstinencia de carne era algo muy frecuente e involuntario entre las clases trabajadoras. Sencillamente el dinero no daba para tanto, y la única manera de aportarle al organismo proteínas baratas era comer determinados tipos de pescado, por ejemplo, sardinas, arenques y, por supuesto, el bacalao, que entonces era muy económico, no como ahora.
Cuando Momo era pequeño e iba a la Escuela del Bosque de Montjuïc, en Barcelona, el régimen franquista aún mantenía vivas estas tradiciones medievales en un país que, además, todavía no acababa de salir de la pobreza… una de las muchas secuelas de la Guerra Civil y de la posguerra.
Es por eso que, durante la Cuaresma, en el colegio, el rey de los primeros platos era el bacalao con patatas.
Curiosamente Momo, que entonces era bastante tiquismiquis, comía esta plato de sopa encantado de la vida y aunque durante muchos años lo tuvo olvidado, no hace mucho lo recuperamos.
Hoy en día ya no hacemos ayunos ni abstinencias por razones religiosas. Además, el bacalao hace mucho que dejó de ser un pescado económico. Pero, a pesar de todo, las patatas con bacalao siguen siendo un plato muy de nuestro gusto, sobre todo cuando hace frío como estos últimos días.

Por si no lo habéis probado nunca, os dejo el enlace a un receta que he encontrado en la red. Tened en cuenta que este plato puede ser más seco o más caldoso, puede llevar mucho bacalao o no tanto y puede tener otros ingredientes y condimentos. Esto que os dejo es sólo un ejemplo de tantos. www.nuestrasrecetas.com/patatas-con-bacalao/


Descargar MP3